Atención para aquellos que viajan mucho en avión

Radiación cósmica en aviones causa piel enrojecida y pérdida del cabello, según un informe difundido en Madrid España.

(continúa…)MADRID, España, abr. 9, 2002.- Empiezan a ver la luz informes, y sobre todo, sospechas, acerca de una cuestión que afecta a los viajeros de avión: la radiación cósmica.

Según publica el diario electrónico IBLNEWS, la radiación invisible que penetra en el avión y somete a los pasajeros a una exposición similar a varias sesiones de rayos X.

De tal suerte, que quienes pasan muchas horas a bordo sufren un riesgo mayor, cuya magnitud está todavía por determinar.

De hecho, afirma el diario, la U.S. Federal Aviation Administration, el organismo oficial que regula y supervisa el funcionamiento del sector en Estados Unidos, tiene previsto difundir el próximo año una investigación largamente elaborada sobre los efectos que han padecido las diversas tripulaciones, desde cáncer a malformaciones en fetos.

SE ALZAN MÁS VOCES

En vista de la preocupación reinante, el diario The Wall Street Journal decidió recientemente realizar su propio test, portando dos monitores de radiación en vuelos de larga duración.

El resultado: existen serios motivos de preocupación. Se descubrió que volar diariamente entre Washington y Nueva York, equivale a recibir una sesión de rayos X. De lo que se puede deducir que, cubrir cien mil millas al año supone llegar a la marca de 50 rayos X.

La dosis recibida es, preocupante. Por si la cuestión de la seguridad aérea no fuera suficiente para los viajeros, ahora nos enfrentamos con el tema de la radiación.

LOS EFECTOS NOCIVOS DE LOS RAYOS X

De entre los usos médicos de la radiación, el examen de pacientes con rayos X con el propósito de dar un diagnóstico es, por mucho, el más frecuente.

El objetivo del diagnóstico radiológico es proporcionar información anatómica al médico sobre el interior del paciente. Los rayos X constituyen una herramienta ideal para sondear, el interior del cuerpo humano.

Sin embargo, durante la formación de la imagen existen procesos de deposición de energía en el paciente. Estos procesos llevan asociado un cierto daño biológico que en algunos casos puede afectar a la salud del paciente.

En países desarrollados, aproximadamente el 90% de la dosis a la población debida a radiación causada por el hombre, se debe al uso de los rayos X para el diagnóstico radiológico.

Aunque las dosis asociadas a este tipo de exámenes son relativamente pequeñas, la frecuencia con que éstos se llevan a cabo ocasiona que el impacto social sea considerable. Dado que el propósito de un examen médico es proporcionar un beneficio directo al paciente, los procedimientos de radiodiagnóstico han sido optimizados de tal manera que las dosis sean lo más bajas posibles y al mismo tiempo contengan la información necesaria para dar un diagnóstico adecuado.

LA RADIACIÓN

Una de las aplicaciones en medicina que surgió de manera muy natural con el descubrimiento de los rayos X fue la radioterapia. El uso prolongado y no controlado de este tipo de radiación produjo, desde sus comienzos, efectos dramáticos en los tejidos sanos de los radiólogos.

Los radiólogos de los primeros años desconocían el efecto nocivo de los rayos X y trabajaban sin ninguna protección. Al paso del tiempo y con el uso frecuente de los rayos X, la piel enrojecía y se caía el pelo.

Esto sugirió a los científicos que el nuevo tipo de radiación podría utilizarse para el tratamiento de tumores superficiales. Es interesante hacer notar que ya en el año de 1899 se consiguió tratar con éxito un cáncer cutáneo con rayos X.

Hoy en día, entre los problemas de salud que afectan a la humanidad, el cáncer es la principal causa de mortalidad, se calcula que anualmente ocurren en el mundo 10 millones de nuevos casos de cáncer (la mayoría de éstos se detectan principalmente en países desarrollados); de estos nuevos casos más del 60% deben recibir tratamientos con radioterapia. La radioterapia está dirigida a la eliminación radical del tejido anormal o al control de su crecimiento.

Actualmente, la tecnología permite diagnosticar en sus primeros inicios un tumor así como su tratamiento oportuno, lo cual ofrece mayores expectativas de vida. El objetivo de la radio- terapia es aplicar una dosis controlada de radiación ionizante muy intensa a un determinado volumen, definido por el tamaño del tumor, con el fin de destruir o detener el crecimiento de células cancerígenas sin causar grave daño al tejido sano que lo rodea.

*Esta noticia fue extraída de Esmas.com con el fin de informar solamente.

Cexar.-

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.