Vacaciones… ¡por fin!

Quien “inventó el trabajo” (¡maldito! 😡 jeje) al menos tuvo el acierto de “inventar las vacaciones” también por alguna razón. Creo que por estos días (¡meses, ya!) he comprendido el por qué necesitas algunos días (o semanas, o meses, cuando es posible) al año para alejar tu mente del trabajo y de todo lo relacionado a éste, aunque no “salgas de vacaciones” (viajes) precisamente.

Llevo ya casi un año y medio trabajando aquí (¡qué rápido! y a la vez… ¡qué lento pasa el tiempo!) y desde entonces no me he tomado ni una semana completa de “vacaciones”. Pues bien, llegó el momento. Es cierto que me he tomado varios (bueno, tal vez más de los descritos en la ley ;)) “fines de semana largos” y he llegado a salir también (si no viajo definitivamente me vuelvo loco) pero no me he tomado un tiempo par simplemente… DESCANSAR en casa, no hacer nada y en verdad olvidarme del trabajo. Eso pretendo hacer durante la próxima semana, ¡espero lograrlo!.

Es extraño cómo puedes llegar a cansarte mentalmente de realizar una actividad. Mucha gente pensará: “pero tu trabajo no representa más que estar sentado frente a una computadora la mayor parte del tiempo”. Pues sí, precisamente, pero de eso estoy cansado ya. Necesito alejarme de la Ciudad de México (¡definitivamente!) para irme a mi querida Cuernavaca y… levantarme tarde, desvelarme (o quedarme despierto toda la noche, si así lo quiero), no tener que revisar mi correo electrónico más que si lo hago por gusto propio y… hacer lo que me pegue la gana (¡jugar videojuegos día y noche!).

Tal vez es debido al cansancio mental que tengo que he abandonado tanto este sitio, el cual se supone que es mi pasatiempo desde hace ya tantos años pero que (lo admito, claro está) ha ido en decadencia y casi abandono desde hace tiempo ya, pues simplemente no “me nace” el escribir de casi nada, aunque de repente haya tantas cosas qué contar: nuestra visita a la “expo coleccionistas” del domingo pasado, un par de libros que he leído y que quisiera compartir (estoy en el tercero), ¡nuevo material de Fangoria del que ni he escrito! y un largo etcétera, pero… simplemente cuando estoy frente a la computadora se me va toda la inspiración que en otras circunstancias encuentro. Veamos si con este pequeño “break” puedo recuperarla. Vamos, ¡hasta a las películas (las cuales juré y perjuré que jamás abandonaría) he abanado de repente!. Llevaba ya tres semanas sin contar las vastas visitas al cine y al menso en eso ya me puse al día hoy, pero jamás ha sido mi intención el convertir a ImoqLand en “el blog en donde Imoq cuenta de sus idas al cine”… siempre ha sido mucho más que eso, y ¡seguirá siendo mucho más que eso!.

En fin, para variar ya me desvié sobre el tema que quería escribir (siempre lo hago, ¿a poco no? :P) pero sólo quiero decir: ¡bienvenida semana de vacaciones en casa!. Quiero descansar mucho, despejar mi mente y… disfrutar de lo que venga.

¡Hasta pronto! 🙂

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. bubu dice:

    Te entiendo a la perfección, mi querido Alex. De hecho, este verano mis dos semanas de vacaciones (que por fin tomé casi completas) pasaron en un 90% del tiempo en casa. No hice gran cosa, pero de eso se trataba. Descansar. Y vaya que también lo necesitaba.

    Descansa y disfruta. Un abrazo!

  2. GUS dice:

    Mi querido Alex, definitivamente que Imoqland es mucho más que un blog de reseñas de cine, descanasa rico y esperamos pronto tu regreso para que nos platiques de mil temas más, con esa frescura que solo tu sabes.

    Y a ver cuando te das una vuelta por GDL, te mando un abrazo bien fuerte! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.